Planificar

Jubilarse como emprendedor: 5 claves para llegar preparado

Jubilarse como emprendedor: 5 claves para llegar preparado
Los emprendedores deben planificar con tiempo para un retiro tranquilo y sin apuros económicos. 5 medidas que podés tomar ahora mismo para preparar un futuro mejor.
$.-

Tal vez te falten muchos años. Tal vez no tantos. Pensar en retirarse puede parecer lejano, pero si es importante planificarlo con tiempo en la vida de cualquier trabajador, lo es más para quien está al frente de un negocio propio. Una de las principales diferencias entre empleado y emprendedor está en los aportes para la jubilación.

Algunas acciones que podés realizar ahora mismo para empezar a planificar ese gran paso, aun cuando prefieras no pensar en dejar tu emprendimiento:

  • Registrarte y pagar aportes teniendo en cuenta tu futuro. No podés contar únicamente con una jubilación oficial para financiar los años del retiro. Si bien el pago de autónomos, y el de monotributo en menor medida, implican aportes que cuentan para calcular futuras jubilaciones en el régimen estatal, por lo general se trata de montos de jubilaciones que van a ser notablemente inferiores a los ingresos habituales de un emprendedor, y al de sus pares en relación de dependencia. En muchos casos, además, los emprendedores trabajan en la informalidad sin hacer esos aportes y por lo tanto se les dificulta acceder al sistema. Averiguá tu situación con un contador: años de aportes, jubilación a la que podrías acceder, opciones de registro para mejorar tus futuros ingresos, etc.
  • Separar dinero personal y del negocio. Un error común de muchos emprendedores es mezclar bienes y dinero individuales o de la familia, con aquellos que pertenecen a la actividad comercial. Poner las cuentas en orden es un primer gran paso para entender con cuánto contás para el retiro, o bien para saber el valor del negocio en caso de venta o transferencia.Algunos emprendedores prefieren no retirarse nunca; pero planificar para hacerlo con tranquilidad es vital.
  • Estimar necesidades y posibilidades económicas para el retiro. ¿Cuánto dinero necesitarás por mes cuando ya no trabajes? ¿Qué te gustaría hacer en los años de retiro? ¿Qué parte puede venir de una jubilación y qué parte de ahorros o liquidación de bienes? Pensá que a tus gastos normales y de actividades proyectadas es probable que debas agregar gastos médicos y de cuidados, así como gastos que hoy podés tener cubiertos desde el negocio. Si las cuentas proyectadas no cierran, asegúrate de comenzar a ahorrar para hacer realidad el futuro que imaginás.
  • Armar un plan de retiro del negocio. No se trata solo de hacer cuentas; también es importante establecer los pasos que vas a dar para dejar el negocio: ¿qué rol querés y podés mantener? ¿En qué momento quisieras dejar la actividad? ¿Qué pasa si te enfermás y te ves obligado a dejar el negocio imprevistamente?
  • Planificar la sucesión, transferencia o venta del negocio. Algunos emprendedores eligen estar siempre cerca de su negocio y seguir trabajando, mientras que otros prefieren poner un punto final y disfrutar del retiro libres de ocupaciones laborales. En ambos casos es necesario prepararse: no es sencillo organizar la sucesión de la empresa familiar, la transferencia a un tercero o la venta de una empresa o fondo de comercio.

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres