Casos

Cabrales: "Siempre la familia tuvo esa relación mística con el café"

Cabrales: Siempre la familia tuvo esa relación mística con el café
Martín Cabrales, heredero de la firma productora de Café que lleva su apellido, continúa el legado familiar. En este video, comparte claves que los hacen líderes del mercado, reglas de juego para empresas familiares y pilares de su historia.

$.-

“Mis primeros recuerdos siempre me llevan al negocio, a la empresa. La mesa familiar siempre mezclaba lo familiar con lo comercial”, arrancó contando Martín Cabrales, vicepresidente de la empresa familiar Café Cabrales, en el Encuentro Buenos Negocios con sede en Mar del Plata.

A poco de cumplirse 80 años desde que Antonio Cabrales Vega desembarcó en Mar del Plata y fundó La Planta del Café, que luego pasaría a llamarse Café Cabrales, su nieto mantiene vivo su legado. Durante el curso de la amplia trayectoria de la empresa, Café Cabrales supo crecer en certificaciones de calidad, locales, alianzas estratégicas y presencia internacional.

¿Sus claves para liderar el mercado? Compromiso con la comunidad, tolerancia al fracaso y fortaleza de empresa familiar. “Una premisa que hemos heredado es mantener y mejorar la calidad de los productos”, compartió Cabrales sobre su responsabilidad en la empresa por honrar a las generaciones anteriores de Cabrales.

Te acercamos las frases más destacadas que compartió en el video y en el Encuentro Buenos Negocios:

  • Crisis como crecimiento: “Todas las etapas son positivas, no las veo como negativas. Si son bien manejadas son etapas de crecimiento. Pero en todas las etapas vas a tener una crisis. Las empresas son órganos vivos, es imposible no encontrarse con problemas”.
  • Compromiso con la comunidad: “Tenemos que tener un compromiso fuerte en las ciudades donde vivimos. Tenemos que estar comprometidos con la sociedad, con el medio ambiente, tenemos que comprometernos primero con dónde estamos y después con el resto del país”.
  • Crecer con la competencia: “La competencia siempre es buena, te perfecciona. La apertura comercial nos ha obligado también, de caras al consumidor, a darle siempre lo mejor. Una premisa que hemos heredado es mantener y mejorar la calidad de los productos”.
  • Crear un protocolo de empresa familiar: “Plantear qué puede llegar a pasar cuando se incorpore la segunda, la tercera generación, el tema remuneratorio, y plasmarlo en lo que se llama un protocolo, que no es más que un papel para ponerse de acuerdo, consensuar, y dejar el tema plateado y resuelto”.El cambio es permanente, y hay que estar abierto a todas las posibilidades.
  • Incorporación familiar: “La incorporación de la familia a la empresa ha sido una incorporación orgánica, natural, donde hubo momentos que hubo que tomar decisiones, y va a haber momentos donde habrá que tomar decisiones. Las empresas familiares es imposible que no pasen por situaciones críticas”.
  • Tolerancia al fracaso: “Es preferible equivocarse a no hacer nada. Lo peor es quedarse quieto. Con el tiempo, uno se va a equivocar cada vez menos. Es como practicar un deporte, se va perfeccionando. Hay que tener tolerancia al fracaso”.
  • Formar equipo: “Uno tiene que rodearse de profesionales que sepan más que uno. La capacitación es fundamental”.
  • Atención a mercados: “A uno le abre mucho la cabeza mirar otros mercados. Hoy en día las tendencias cambian muy rápido. Hay que seguir al consumidor, porque es el que decide permanentemente lo que uno tiene que hacer”.
  • Trayectoria: “Vivimos paralelamente ese crecimiento. Como que uno fue vivienda las distintas etapas, las fue pasando. De la Planta de Café fue Cabrales, vimos el crecimiento del primer establecimiento en la calle Rivadavia, la planta de Ayolas, después el parque industrial, después el crecimiento de Cabrales hacia el sur”.
  • Apertura frente al cambio: “El cambio es permanente, y hay que estar abierto a todas las posibilidades. Somos tomadores de riesgos los emprendedores”.

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres