Delegar y organizarse

Mandos medios: Cuál es el rol dentro de las organizaciones

Mandos medios: Cuál es el rol dentro de las organizaciones
Aunque suelen pasar desapercibidos, los mandos medios son quienes mejor saben cómo funciona una compañía: orientan a la empresa hacia los objetivos planteados y representan un eslabón clave en su dinámica de las organizaciones.
$.-

Los mandos medios conforman el conjunto de puestos -supervisores, jefes y gerentes- que actúan como nexo en la línea de autoridad jerárquica entre la operación y la alta dirección, motivo por el cual tienen un rol clave en las empresas. Son quienes mejor conocen la operatoria de todo el negocio y ejecutan los planes de acción de estrategias y objetivos definidos, participando también en su definición. En este sentido, tienen un rol fundamental en los procesos de comunicación formal e informal.

En general, estos puestos son el principal obstáculo que se presenta cuando los accionistas o CEOs impulsan un cambio organizacional. Es que para ser agente de cambio tienen que darse condiciones excluyentes como, por ejemplo, un buen desempeño, estar alineado a los valores de la organización, respeto y valoración por sus pares, superiores y colaboradores a cargo, y, sobre todo, querer y saber introducir desde el ejemplo y de manera contagiosa los cambios deseados. La realidad muestra que son muy pocos quienes poseen tales credenciales.

Motivar a dar el salto en la jerarquía

¿Sienten temor quienes ocupan los mandos medios de quedar estancados en ese puesto? La presencia de desafíos profesionales que hagan que el colaborador mantenga sus niveles de motivación de modo de generar su desarrollo profesional en la compañía será clave en su productividad. Si bien esto no es exclusivo de los mandos medios, dichas posiciones suelen ser muy demandantes en cuanto a cómo la empresa en la que se desempeña favorece la promoción interna y, por ende, generando posibilidades reales y concretas de crecimiento y desarrollo.

En cuanto a cómo motivarlos, la clave estará en la implementación de políticas de compensaciones y beneficios integrales, que vayan desde el sustento monetario hasta las prácticas de work life balance, el buen clima de trabajo, desarrollo y capacitación, y la presencia de los desafíos profesionales mencionados previamente.

Los mejores mandos medios son aquellos que logran despojarse del título formal para convertirse en verdaderos líderes.

Saber liderar

Los mejores mandos medios son aquellos que logran despojarse del título formal acartonado de jefes y gerentes para convertirse verdaderos líderes, que guían y se dejan guiar por sus seguidores. Cuando esto no se logra, los mandos medios poseen el cargo formal que la empresa les asigna y dirigen desde la autoridad formal, pero no lideran.

Para mantener las relaciones equilibradas con el equipo a cargo, primero que nada es importante poseer humildad y grandeza. La humildad de reconocer ante sus seguidores que él va a necesitar de todos y de cada uno, y la grandeza para aceptar que otras personas pueden incluso ser mejores que él en sus oficios o conocimientos específicos, en resumen no actuar de manera presumida, arrogante. Pero esto no significa comportarse como si fuese uno más, porque en realidad no lo es. Cumple otro rol y ello implica no ser distinto, sino asumir distintas responsabilidades.

A su vez resultará clave trabajar en la comunicación, la escucha y la motivación del equipo. Saber aprovechar el conocimiento que posee del equipo de trabajo, conocer sus fortalezas, las oportunidades de mejora y las diferentes características que hacen al grupo humano que lidera. Impulsar al diálogo y con apertura de las opciones del resto, fortalecerá el vínculo, la confianza y generará credibilidad ante el resto de los colaboradores y ayudará a mantener las relaciones equilibradas.

Dicho esto, no hay dudas de que los niveles superiores siempre serán reconocidos como los capitanes de las organizaciones. Sin embargo, los mandos medios deben ser visibilizados y reconocidos como sus verdaderos motores de comunicación, innovación y eficiencia.

20 de diciembre 2019

¿Te resultó útil?