Encuentros BN

Nubicom: "Ninguno nace sabiendo cuál es el camino"

Nubicom: Ninguno nace sabiendo cuál es el camino
Emanuel Salinas es el alma mater de Nubicom, la empresa de telecomunicaciones que busca conectar cada vez más provincias. En este video, cuenta cómo convirtió una idea que tuvo a los 15 años en un proyecto consolidado que continúa creciendo.
$.-

A los 15 años, Emanuel Salinas fabricó su primera antena satelital. Cuando salió del secundario, ya sabía que quería dedicarse a la electrónica y la tecnología. “El objetivo estaba claro: quería ser empresario, tener mi emprendimiento, apostar a la tecnología, pero necesitaba capitalizarlo. En consecuencia, empecé a trabajar arreglando computadoras, haciendo redes de datos, telefonía, y ahí arrancó el proyecto”, empezó contando el director de Nubicom, la compañía de telecomunicaciones, en el último Encuentro Buenos Negocios Tucumán.

Empezó trabajando junto a un amigo con una bodega, lo que le permitió desarrollar su primer proyecto de telecomunicaciones. “Ese fue el punto de inflexión que cambió todo, porque me obligó a capacitarme, a formarme, a armar un proyecto que tenía que tener una calidad que en Salta no se daba”, compartió Salinas.

Crear un equipo de trabajo, proyectar las transformaciones digitales del futuro y perseverar ante las adversidades son algunos de los pilares que potenciaron el crecimiento de Nubicom a cuatro provincias.

Te compartimos los puntos claves de su caso de éxito que compartió en el video y en la charla del Encuentro Buenos Negocios:

  • Vocación como impulso: “Emprender fue una idea de cuando tenía 15 años. Me gustaba muchísimo la electrónica, todo lo que sean las telecomunicaciones. Ahí me hice con la idea, con las ganas, con decir: “Quiero esto”. A partir de eso, nació esta necesidad de querer dedicarme a esto”.
  • Aprender sobre la marcha: “Fabricaba alarmas, las vendía, pero tenía un techo. Para poder crecer me nacieron las ganas de decir “Cómo hago”. Ahí fue arrancar y decir: “Vamos a ver cómo funciona esto”, porque creo que ninguno nace sabiendo cómo vamos a hacer, cuál es el camino. A partir de eso arranca la idea y las ganas de emprender”.
  • Reconocer tus fortalezas y debilidades: “A partir de que fuimos consiguiendo clientes, empezamos a crecer y a desarrollar soluciones; empecé a darme cuenta de que no era la forma yo ser el vendedor, yo ser el que hacía el trabajo, yo ser el supervisor, y empecé a sumar gente. Me hice un FODA personal, que determinó que mis virtudes eran hacer negocios, estrategia, pero no ser el técnico”, reflexionó el fundador de Nubicom.
  • Formación constante: “La formación, el contacto con otros empresarios, aprender de los errores y de las virtudes, tener la mente abierta para poder aprender, relacionarte y escuchar. Ese fue el paso que marcó la diferencia. Hoy como empresa invertimos muchísimo en capacitaciones. Es uno de los presupuestos más grandes que tenemos”
  • Delegar: “Cuando arrancamos, todos los emprendedores creemos que todo lo podemos hacer y que sabemos todo. Ese es un error que tenemos. La gran mentalidad de que nadie lo va a hacer como yo, yo soy el que hace este trabajo y nadie lo va a hacer como yo, nadie va a vender como vendo yo. Después te das con la realidad de que hay mucha gente que sabe hacerlo mejor que vos. La diferencia es que vos podés dirigirlo, lo podés controlar”.
  • Colaboración por sobre competencia: “Las alianzas pueden llegar a enriquecernos. No hay que ver la competencia como el enemigo, sino como un posible aliado el día de mañana”. Ser emprendedor es la parte más difícil. Está soplando el viento en la cordillera, y vos te estás moviendo aquí.
  • Proyección y actualización: “El rubro de las telecomunicaciones y la tecnología muta constantemente. Tenés que saber lo que va a venir para poder preparar tu empresa y no invertir mal. Tu camino, tu objetivo de corto plazo tiene que ser lo que vas aprendiendo, que puede cambiar día a día porque la tecnología es así. Mañana sale una tecnología nueva y toda tu proyección la tenés que volver a armar. Pero tenés que invertir en capacitarte, en relaciones, en vincularte con gente de tu rubro y estar al día”.
  • Perseverar frente a las adversidades: “Hay muchas cosas que hay que superar en el camino, no es fácil ser emprendedor en Salta, en Jujuy, en Buenos Aires, en cualquier lugar. Ser emprendedor es la parte más difícil. Está soplando el viento en la cordillera, y vos te estás moviendo aquí. Todos los vaivenes de la economía, del proveedor, del producto te pueden llegar a hacer tambalear porque sos un emprendedor. Cuando uno empieza, gana poco, pero vos tenés un proyecto, un espíritu con el que decís: “Voy a ir para adelante, voy a encontrar la forma”.

01 de septiembre 2019

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres