Franquicias

Franquicias: tipos de contratos

Franquicias: tipos de contratos
¿Sabías que existen diferentes tipos de acuerdos a la hora de arrancar una franquicia? En esta nota, descubrí cuáles son y sus ventajas.
$.-

Cuando hablamos de franquicias, existen diferentes tipos de acuerdos a los que un franquiciado puede acceder. Es decir, no todos los tipos de contratos firmados son iguales.

Indistinto de cuál sea el rubro al que decidas acceder, debés tener muy en claro qué tipo de contrato estás firmando, a qué modalidad de contratación estás accediendo, pues de ello depende en gran medida cómo logres proyectarte a futuro con el negocio que vas adquirir.

A continuación, mencionaremos los tipos de contrato más comunes para que los tengas en cuenta a la hora de empezar tu negocio.

  • Franquicia Maestra

En esta modalidad de contrato hay que resaltar los siguientes aspectos: por un lado, el franquiciante concede la posibilidad de desarrollar su modelo de negocio en un lugar determinado, ya sea una ciudad, un pueblo o un área específica, y por una cantidad determinada de tiempo. Por otro lado, a través de este acuerdo, se le permite al franquiciado subfranquiciar la marca a todas aquellas personas que estén potencialmente interesadas en ser parte de ella, y vean en esa determinada franquicia la posibilidad de prosperar en un negocio independiente.

Por ejemplo, José, dueño y creador de una franquicia, comparte todo su conocimiento técnico empresarial con Ezequiel, quien decidió que el mejor lugar para expandir la franquicia es Córdoba. Ahora también, Ezequiel tiene la posibilidad de subfranquiciar en toda esta región el modelo de negocio de José, ubicando estas nuevas franquicias en lugares específicos por un tiempo determinado a todos los lugareños.

  • Franquicia Individual

Este es el modelo de contrato más clásico. Siguiendo el ejemplo anterior, en este caso, Ezequiel, comerciante independiente, obtiene los derechos para montar un sólo local comercial en un lugar determinado. Es decir, Ezequiel es un sujeto que quiso independizarse y evaluó las ventajas de ser parte de una franquicia reconocida, optando por adquirir dicho modelo de negocio.

Debés tener muy en claro qué tipo de contrato estás firmando y a qué modalidad de contratación estás accediendo.

  • Franquicia Múltiple

Este modelo de contrato funciona exactamente igual que el anterior, la franquicia individual, excepto por una cosa: Ezequiel está facultado para abrir un número específico de locales, pues se dio cuenta que el exitoso modelo de negocio de la franquicia tenía mucha demanda en la ciudad, así que opto por abrir no solamente un local comercial, sino varios.

Acá cabe aclarar una cosa más: Ezequiel está en el derecho de abrir varios locales, pero no puede, de ninguna manera, subfraquiciar. Es parte de lo acordado, y de no ser así, incumpliría con ciertas obligaciones legales y contratos comerciales.

  • Franquicias Corner

Son una modalidad más contemporánea. Su ventaja radica en que se pueden instalar en pequeños espacios dentro de lugares más amplios como un shopping, o en eventos, como un recital. Al instalarse y ocupar pocos metros cuadrados, pueden estar, inclusive, dentro de otro negocio. Esto les permite ser parte de muchos espacios ya posicionados con mercados y con públicos recurrentes.

¿Conocías los diferentes tipos de contrato que existen para comenzar una franquicia?

04 de febrero 2020

¿Te resultó útil?