Marca personal

Tarjetas digitales para potenciar tu presencia online

Tarjetas digitales para potenciar tu presencia online

Existen herramientas online que permiten autogestionar nuestra imagen como profesionales. Conocé de qué se trata Linckard.

$.-

Al igual que una marca comercial, las personas dejamos una impresión en los demás. Es lo que se conoce como marca personal o personal brand en inglés. El primero en referirse al término fue el especialista en gestión empresarial, Tom Peters, en una nota titulada “The brand called you” , publicada en la revista Fast Company allá por 1997. Básicamente, lo que sostenía Peters es que todos somos una marca y que podemos autogestionarla al igual que si tratase de una empresa.

Para los emprendedores y profesionales independientes, este concepto se vuelve aún más clave, pues ellos son la cara visible de su negocio. “El emprendedor debe considerarse a sí mismo como una marca y debe cuidarla de la misma manera que a su marca comercial. Debe ser desarrollada, comunicada y protegida con el fin de lograr diferenciarlo y conseguir éxito en el ámbito de las relaciones profesionales”, decía Marta Cruz, cofundadora de NXTP Labs, en una nota en Buenos Negocios.

Nuestra presencia online también forma parte de nuestra marca personal y es un vehículo importante de nuestra comunicación. Por eso, es fundamental atender a todos los detalles que cumplen un rol a la hora de darnos a conocer porque, claro, queremos que dejar una imagen positiva.

En ese sentido, es bueno considerar el impacto visual, el diseño y el cuidado de la estética como elementos clave para lograr un buen impacto en los demás.

Existen herramientas online disponibles que pueden ayudarte a potenciar tu marca personal. Desde redes como Linkedin hasta Linckard, la primera tarjeta personal digital. Se trata de una solución interesante para profesionales y empresas. En cuestión de minutos, los usuarios pueden generar y gestionar sus tarjetas de presentación, junto con su firma digital para correos electrónicos. Linckard permite crear y gestionar tarjetas de presentación digital de manera rápida y sencilla.

La tarjeta digital permite, así, compartir y guardar datos profesionales a través de medios digitales en apenas dos clicks. Al tiempo que reemplaza al papel, reduciendo el impacto ambiental, potencia la viralidad de los contactos y mejora el posicionamiento en los buscadores.

Linckard ofrece un plan gratuito (Freemium) con hasta 4 tarjetas, con la posibilidad de hacer un “upgrade” en cualquier momento, para personalizar la estética y contenidos.

Algunos de sus beneficios principales son:

  • Exhibir una marca personal y/o corporativa con los datos que se desean destacar.
  • Disponer de múltiples tarjetas, cada una con look&feel y datos distintos.
  • Consolidar todos los datos y un resumen del quiénes somos y el quehacer de la empresa o profesional.
  • Autogestionar y actualizar la información de manera automática.
  • Contar con una presentación animada, interactiva y de alto impacto visual.
  • Potenciar la viralidad y trazabilidad del contacto.
  • Ofrece un diseño actualizable en cualquier momento (en el caso de la versión paga).
  • Brinda "portabilidad" de la identidad visual.
  • Cada tarjeta viene acompañada de una firma digital para correo electrónico, también personalizable.

¿Te ocupás de tu imagen online? ¿Qué herramientas usás? Contanos.

12 de junio 2019

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres