Premios Pyme

Combustibles del Norte: el camino de la profesionalización

Combustibles del Norte: el camino de la profesionalización
Eduardo Gómez Naar era dueño de una estación de servicio en los 90. Hoy su pyme es una de las principales distribuidoras de YPF y acaba de ganar el Premio Pyme Familiar 2019.
$.-

La historia de Combustibles del Norte empezó en los años 90, cuando Eduardo Gómez Naar, productor agropecuario y propietario de una estación de servicio en Salta, decidió comenzar con la distribución de gasoil al por mayor para el campo, un negocio en el que fue pionero en su región.

Así, se hizo distribuidor oficial de YPF en el Norte del país y fue creciendo y sumando productos y servicios de la mano de la compañía petrolera, por entonces en manos de Repsol.

Hoy cuenta con 193 empleados e incorporó un “comité de familia”, en el que se establecieron pautas y roles para el ingreso de su esposa e hijos al directorio.

Por su trabajo de profesionalización, la firma salteña resultó ganadora del premio Pyme Familiar, que reconoce a las empresas administradas por sus dueños o herederos y en las que conviven distintas generaciones.

Combustibles del Norte fue seleccionada de una terna en la que también participaron Biocientífica, compañía que desarrolla reactivos de diagnóstico y equipamientos para laboratorios, y Dalfilm, fabricante de películas y laminados para envases y etiquetas.

Al recibir el premio, Gómez Naar lo agradeció visiblemente emocionado y sostuvo que su mayor orgullo es poder “compartirlo con su familia y empleados”,con quienes trabaja día a día.

“Crecimos con apoyo de YPF, que nos impulsó a capacitarnos y certificarnos".

A la hora de fundar su empresa, Gómez Naar se inspiró en la historia de su abuelo materno, quien de la nada construyó la fábrica Cerámica del Norte. Arrancó con tres empleados y luego de pasar la crisis de 2001, más precisamente en 2003, decidió emprender un camino de profesionalización de la empresa, empezando por su propia formación profesional. Así, se inscribió en el Programa de Dirección de Pymes del IAE, la escuela de negocios de la Universidad Austral, viajando mensualmente a Buenos Aires para capacitarse.

Hoy, uno de sus ex profesores, José María Corrales, forma parte del consejo consultivo, junto a Eduardo Freytes, director de la compañía.

También integran el directoriosu esposa, Francisca Juncosa, quien impulsó la creación del área de responsabilidad social; y tres de sus hijos: Tomás Gómez Naar, gerente de la Unidad de Agro; Eduardo (jr), jefe de Finanzas, y Socorro, responsable de Marketing y Comunicación.

Crecer de la mano de un grande

Hoy, Combustibles del Norte forma parte del Grupo CN que integra a otras empresas, como, por ejemplo, una fábrica de fertilizantes en la localidad salteña de Güemes. Es una de las tres distribuidoras en el país que tienen todas las líneas de productos de YPF: gasoil al por mayor para el campo, lubricantes y gas envasado en garrafas, con presencia en las provincias del Noroeste y el norte de Chile. Su facturación anual en el área de venta de combustibles, es de US$50 millones.

“Crecimos con apoyo de YPF, que nos impulsó a capacitarnos y certificarnos. De hecho, me estoy yendo a Silicon Valley mañana con ellos”, comentó Gómez Naar a Clarín. “Se generó un vínculo de confianza. Nos dieron la distribución en Chile y nos ofrecieron ir a Perú, pero por una decisión estratégica preferimos no entrar a ese mercado todavía”, sostuvo el emprendedor.

Los principales clientes de la compañía son empresas agropecuarias. “Desarrollamos tecnología de posicionamiento para las entregas, con la que se registra y gestiona dónde, cuándo y cuánto material o combustible se descarga”, dijo Freytes.

Lazos con la comunidad

Además de ser referente en el ámbito empresarial de Salta, Combustibles del Norte despliega una amplia tarea de responsabilidad social, con eje en educación y empleabilidad.

Junto con la ONG Educar 2050, impulsa un espacio participativo en el que participan empresas, instituciones de la sociedad civil y representantes del gobierno para construir una agenda de educación en la provincia. Y con la ONG Manos Abiertas financia la capacitación de docentes de la escuela secundaria en la localidad de Las Lajitas, para que puedan formar a sus alumnos en “habilidades del siglo XXI” como creatividad y trabajo en equipo. Además, donan el combustible para el transporte y un complemento de la alimentación para la escuela rural de esa comunidad.

Por otra parte, además de su actividad en la empresa, Eduardo Gómez Naar forma parte del directorio de Endeavor.

En cuanto a la empleabilidad, el trabajo más fuerte es en diversidad e inclusión. “Tenemos dos empleados con discapacidad: Raquel, que tiene síndrome de down, trabaja en la estación de servicio y Alejandro, con disminución visual severa, en Logística. Hace ocho años que están en la empresa, por iniciativa de Francisca Gómez Naar y es una experiencia en la que aprendimos mucho, tanto nosotros como ellos”, contó Anabella Sterin, gerenta de RR.HH.

La nota se publicó originalmente en el Diario Clarín, el 1 de septiembre de 2019.

10 de septiembre 2019

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres