Prensa

10 claves para promover tu marca en los medios

10 claves para promover tu marca en los medios
Construir relaciones, ser constante y hacer seguimiento fueron algunos de los consejos que compartió Soledad Quijano, directora de Partner Press, para crear una estrategia de prensa exitosa.
$.-

Para comunicar un emprendimiento, una profesión, incluso un talento personal, es esencial desarrollar una estrategia de comunicación integrada. Dentro de esta, darte a conocer en los medios puede ayudarte a crear una reputación positiva sostenida en el tiempo. A diferencia de la publicidad, la prensa genera comunicaciones orgánicas, no pagas, que transmiten mayor confianza y credibilidad, que se logran despertando el interés de ese medio.

“Las acciones de prensa construyen relaciones y reputación a largo plazo, no es algo que traiga resultados o conversión de la noche a la mañana. Lleva tiempo”, compartió Soledad Quijano, directora de Partner Press, en una nueva edición del Meet Up de emprendedores en el Coffee Banking Galicia, en el que hizo un recorrido por el ABC de la promoción en prensa.

Te compartimos las claves para promover tu marca en los medios:

  1. Construir a largo plazo: “La prensa es una construcción. Hay que construir relaciones. Al ser una construcción, el impacto es más lento. Uno va sembrando, sonando un día por aquí, otro día en otro medio, y de a poco con ese volumen o gestión sostenida, uno hace que una marca empiece a sonar”.
  2. Definir un statement o discurso: “Un plan de comunicación tiene una definición oficial, un discurso que se va a sostener a lo largo del tiempo, a pesar de que el negocio mute. Definirse de una manera genérica que podamos sostenerla. Eso se va a traducir en los contenidos que van generando para proponer a los medios”.
  3. Tener en claro el público: “Pensar a quién le estamos vendiendo, quién es nuestro consumidor, dónde se ubica. Establecer un perfil de consumidor y bajar ciertas características e incluso zona geográfica. Naturalmente a partir de eso empieza a surgir el mapa de medios. Cuanto mejor delimitemos nuestro mapa de medios, más dirigidos van a ser nuestros esfuerzos de comunicación, y más sencillo va a ser tomar el control de hacer un seguimiento”.
  4. Hacer un seguimiento: “El seguimiento es clave, y está de nuestro lado. No es saturar, pero sí hacer el seguimiento de lo que uno envió. No es simplemente mandar un comunicado y esperar que el periodista lo publique, sino que después hay que hacer un seguimiento sobre ese periodista, y si hacemos una lista interminable de medios tampoco vamos a poder”.Las acciones de prensa construyen relaciones y reputación a largo plazo, no es algo que traiga resultados o conversión de la noche a la mañana.
  5. Armar un plan táctico: “Puede ser algo tan sencillo como armar un excel y dividirlo por los meses del año y empezar a ubicar cuáles son los temas de los cuales nos sentimos fuertes para hablar. Empezar a ver de qué escriben los medios, a qué conversaciones nos podemos sumar. Si uno tiene una empresa vinculada a gastronomía, por ejemplo, empezar a ver cuál es el tipo de notas que saca un medio gastronómico, si saca consejos, si saca recetas, y ver en qué nos podríamos sumar”.
  6. Difusión personalizada: “Como en toda relación, hay que ser muy respetuosos en la relación con los periodistas. Algo que genera muy buenos resultados, aunque demore más tiempo en la gestión, es mandar mails de manera individual, dirigirse a cada periodista por su nombre. Podemos empezar a indagar sobre los medios donde queremos salir, estudiar un poco a los periodistas, acercarse desde un lugar humano, entender sobre qué escriben. La difusión personalizada uno a uno es clave”.
  7. Corregir: “Repasar que el contenido esté correctamente escrito, sin errores de ortografía, repasar la puntuación. Un contenido con una falta, habla de la marca. Cuanto más perfeccionistas seamos en ese sentido, también somos más impecables en cuanto al cuidado de nuestra marca”.
  8. Buscar la originalidad: “Algo básico para que un medio mire un contenido es buscarle la originalidad. Qué puedo proponer yo a ese medio que no se lo esté dando otro. Un enfoque, algo curioso, una perlita dentro de la redacción, el título, que sea de interés. Ponerse del lado del lector, hacer ese ejercicio para después poder ponerse en el rol de comunicar. Qué punto de vista le puedo agregar que tenga una llegada tal que después pueda salir publicado”.
  9. Aportar material visual: “Los medios a veces están escasos de recursos visuales. Uno quizás hizo el mejor contenido, lo revisó, tiene cifras, datos, pero fue el contenido solo. Y el medio a veces no lo publica porque no tiene una imagen, o no tiene el tiempo de ir a buscar una imagen para acompañar al contenido que ustedes hicieron”.
  10. Veracidad y consistencia: “Todo lo que digan tiene que ser respaldado, veraz y verificable. Si ese producto o esa definición de empresa no responde a lo que nosotros dijimos, se empieza a decepcionar el circuito y la dinámica de la comunicación. Siempre es preferible ser moderado en los diferenciales y el alarde del producto y la empresa. Ser reales, contar el beneficio, la calidad, el precio, y manejar un nivel de honestidad es lo que permite construir una reputación positiva a largo plazo, y lo que nos permite que un periodista nos vuelva a abrir la puerta”.

22 de noviembre 2019

¿Te resultó útil?