Viajes de negocios

Turismo de negocios: 5 claves para pymes del sector

Turismo de negocios: 5 claves para pymes del sector

Quienes viajan por trabajo suelen tener presupuestos más amplios que quienes lo hacen de vacaciones; también suelen ser más exigentes. Cómo lograr una participación en este mercado creciente en el que los pasajeros combinan negocios y placer.

$.-

El turismo de negocios es un sector en crecimiento en el mundo, que mueve millones por año. La Argentina está entre los destinos líderes de Latinoamérica, por lo que todos los años es destino de viajes de incentivos, reuniones, conferencias, congresos y otros eventos en los que profesionales y ejecutivos combinan negocios y placer.

Los grandes eventos están en manos de agencias y organizadores internacionales, que deben buscar proveedores locales para completar sus propuestas. Existe también un movimiento interno de encuentros, ferias y eventos de empresas nacionales, así como viajes individuales para visitar proveedores, clientes o mercados en los que las pymes pueden ofertar en forma directa. Es una oportunidad de negocios no solo para hoteles, oficinas temporarias, agencias de viajes y espacios para eventos, sino también para restaurantes, transportistas, empresas de seguridad y otros emprendimientos.

Algunas claves para que tu pyme pueda participar directa o indirectamente del mercado de turismo de negocios:

  • Reducí las barreras idiomáticas y culturales. Muchos de los turistas de negocios son internacionales y no hablan nuestro idioma. Más allá de ponerte a estudiar inglés --la “lingua franca” del turismo y, en particular, de los negocios--, y viajar para entender otras culturas, van algunas soluciones: menú en inglés para restaurantes y cafés (y con imágenes para que sea más fácil elegir!), señalización bilingüe en hoteles y transportes, sitio web y presentación de tu negocio en varios idiomas, personal capacitado y con habilidades lingüísticas probadas. También se pueden realizar adaptaciones relacionadas con hábitos y costumbres, como agregar en la carta un plato vegetariano y huevos para el desayuno, ampliar los horarios de comidas, mantener baños y cocinas impecables, cobrar en distintas monedas o en forma electrónica, u ofrecer un lugar privado para oración.
  • Evaluá tu escala para apuntar a negocios a tu alcance. ¿Podés servir bien a 100 comensales hambrientos? ¿Alcanza el agua caliente si tus 20 huéspedes deciden bañarse a la misma hora? ¿Tenés capacidad para entregar esos 300 regalos empresarios en perfectas condiciones? Si bien aspirar a negocios con mayor volumen es el deseo de toda pyme, tenés que asegurarte de poder responder en tiempo y forma, o perder tu reputación. Buscá participar en eventos que estén de acuerdo con tu capacidad instalada y tu experiencia; hay eventos corporativos de todos los tamaños, como viajes de negocios y reuniones de pequeños grupos en los que podés poner a prueba tu preparación e ir posicionándote en el segmento.
  • Integrate a redes de proveedores para eventos más grandes. Presentar tu negocio a organizadores de eventos, centros de convenciones, hoteles y otros participantes de la industria puede ayudarte a ser parte de una red que provea a grandes eventos, más allá de tu escala individual. Pymes que ofrecen micros, remises, viandas, servicios de limpieza, equipamiento para eventos, cartelería, souvenirs y otros suelen seleccionarse por anticipado para asegurar la provisión durante eventos de magnitud. En algunos casos, se pueden obtener contrataciones, mientras que en otros podés conseguir que te agreguen en listas de comercios recomendados a los viajeros. Tené en cuenta que para trabajar para grandes empresas seguramente te exijan que tu negocio cumpla con requisitos de formalidad y normas de calidad.
  • Trabajá con estándares altos. Cuando tenés como público a viajeros de negocios experimentados, tu competencia es global (o al menos, el punto de referencia para la satisfacción de tus clientes). Servicios como guardar mercadería o valijas, transporte desde y hacia el aeropuerto, buen wifi, mesa o escritorio de trabajo, caja de seguridad, plancha en la habitación, por ejemplo, son estándares habituales en el mundo para hoteles, que no todos los alojamientos locales suelen cumplir. Aprovechá la oportunidad para evaluarte con empresas de otros lugares, y si no podés cumplir los requisitos de manera permanente, asegurate de conseguir refuerzos para los eventos (por ejemplo, contratar personal extra o asociarte con otra empresa).
  • Proponé actividades para acompañantes y participantes. Buscá adaptar tu oferta de productos y servicios para aumentar la posibilidad de conseguir más ventas durante un evento. Tené en cuenta que cuando se combina trabajo y turismo no es mucho el tiempo disponible. Por ejemplo, un kinesiólogo puede brindar masajes express después de una actividad deportiva, una tienda de artesanías puede enviar las compras al hotel o al aeropuerto, y una tienda de vinos puede crear una botella con etiqueta conmemorativa de un congreso y dejarla para la venta en las habitaciones del hotel. Hay que considerar, además, que a muchos eventos los viajeros van acompañados de familiares o amigos que aprovechan la oportunidad de hacer turismo sin participar de las actividades laborales. Este grupo de personas tiene más tiempo disponible y puede estar dispuesto a explorar propuestas como excursiones, comidas y paseos de compras.

23 de septiembre 2019

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres