Inspiración

Pinturerías Faranda: "El crecimiento se fue dando de a poco"

Pinturerías Faranda: El crecimiento se fue dando de a poco
Antonio Faranda relató, en el Encuentro Buenos Negocios La Plata 2018, la historia de la empresa que fundó junto a su hermano Marcelo en 1989. "Trabajar en familia está bueno porque nos vemos en el negocio, en casa y los domingos cuando nos juntamos", sostuvo.
$.-

En noviembre de 1989, en pleno contexto hiperinflacionario, los hermanos Faranda, inauguraron su primera pinturería en La Plata. Conocían el rubro porque su padre era pintor de obra: “De chicos, siempre nos llevaba a trabajar con él”, contó Antonio en el Encuentro Buenos Negocios La Plata 2018. En 1992, decidieron abrir una nueva sucursal porque tenían más mercadería de la que podían vender. Al poco tiempo, sumaron la venta de repintura para automotores. Hoy, tienen 60 empleados y 13 sucursales."Si querés crecer, tenés que profesionalizar” (Antonio Faranda).

En la primera conferencia del Encuentro, Antonio Faranda compartió algunas reflexiones sobre cómo gestionan el negocio:

  • Empresa familiar: “Trabajar en familia está bueno porque nos vemos en el negocio, en casa y los domingos cuando nos juntamos”.
  • Socios y hermanos: “Con un socio, te sentís más acompañado. Con mi hermano, nos respetamos mucho. Somos diferentes, pero nos complementamos”.
  • Profesionalizar: “La profesionalización es sinónimo de crecimiento. Si querés crecer, tenés que profesionalizar”.
  • Viajes de negocios: “Te permiten ver qué está pasando afuera. En los viajes, descubrimos que había tecnología diferente y empezamos a traer productos nuevos, innovadores que son diferenciales”.
  • Crecimiento: “Se fue dando de a poco. Lo primero que creció fue la parte administrativa, donde se hacían los controles de mercadería. En un segundo momento, armamos el depósito”.
  • Ser dueño de pyme: “Para mí, significa trabajar todos los días, estar junto al equipo de trabajo, tratar de adaptarme a los distintos escenarios que se presentan, tratar de darle soluciones a mi gente. Estar siempre presente y acompañar al equipo en todas las decisiones”.
  • Participar: “Formamos parte de la Cámara argentina de pinturerías. Eso nos permite compartir experiencias con otros colegas. Todos vemos la misma película, pero desde diferentes regiones del país. Además, una cámara tiene peso jurídico por lo que pueden impulsarse proyectos de ley para mejorar el sector”.
  • No bajar los brazos: “Lo importante es enfrentar los desafíos cotidianos, con ganas y con el apoyo del trabajo en equipo”.

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres