Casos

RDA Renting: "Todos los días enfrento desafíos"

RDA Renting: Todos los días enfrento desafíos
Arturo Simone está al frente de RDA Renting, la primera empresa en la Argentina en ofrecer alquiler de vehículos y administración de flota para grandes empresas.
$.-

Luego de trabajar como ejecutivo en una de las automotrices más grandes del mundo, Arturo Simone identificó un público desatendido y un nicho interesante desde donde emprender. “Siempre tuve en la cabeza generar un proyecto que trascienda. No una empresa más: una compañía que sea un factor de cambio”, explica Arturo sobre su motivación inicial.

Así nació RDA Renting en 2013, la primera empresa en traer a la Argentina el servicio de alquiler de vehículos y administración de flota para clientes corporativos. Desde arrendamiento de autos hasta seguros y reparaciones, RDA Renting ofrece un servicio de alquiler y gestión de vehículos a compañías en nuestro país y en Uruguay. Actualmente manejan más de 6000 vehículos por mes a través de sus 90 clientes en ocho industrias.

Desde los comienzos, pensaron la compañía como un ente de transformación, que genere un ecosistema que beneficie a sus empleados, al medioambiente y a sus accionistas y directores: “Además de ganar dinero, buscamos que nuestra gente se divierta trabajando, crezca como persona y tenga un propósito dentro de la compañía. También buscamos impactar positivamente en el medioambiente en su sentido más amplio: desde la comunidad en la que estamos presentes, trabajando por las personas que viven ahí y generando acciones de impacto positivo en ellos, hasta en el cuidado del medioambiente en su sentido más ecológico”, explica. "Es increíble ver que, si uno quiere, se puede."

Hoy son tres socios al frente de RDA Renting: Ariel Péculo, Juan Pablo Alvarado y Arturo. “No nos importa cuánto share tiene cada uno, somos un equipo. Cada uno opina profesionalmente y hablamos sobre el futuro de la empresa para definir la estrategia de corto, mediano y largo plazo”, comenta.

Los pilares sobre los que construyeron la compañía son el servicio y la transparencia. Arturo advierte que, si bien pueden parecer valores simples, hay que trabajar fuerte minuto a minuto para que sean una realidad y que cada nuevo empleado que se suma al equipo lo internalice desde el primer día.

“Tenemos una vocación por el servicio al cliente que supera lo imaginable. Un cliente contento ayuda al clima laboral, nos empuja a ser mejores, a seguir buscando que todos nos valoren. Eso sólo lo logramos con un servicio superlativo. El pilar de la transparencia es hacer las cosas con valores, con el mejor criterio posible. Diciendo la verdad, asesorando como corresponde. Cobrando lo que es correcto, corrigiendo los errores cometidos. Tratando a los proveedores, clientes, empleados y miembros de la comunidad por igual, con respeto y claridad. Buscamos un clima de alegría y gratitud”, agrega Arturo sobre la importancia de los valores para construir la cultura de la empresa.

En septiembre de 2018, RDA Renting pasó a formar parte de la red Endeavor, luego de atravesar el 82º Panel de Selección Internacional. “Integrar la red Endeavor es el máximo reconocimiento que un emprendedor puede tener. Haber sido seleccionado fue la confirmación de que estaba haciendo las cosas de la manera correcta. También es saber que hay mucho por aprender. Y hay otros emprendedores que están dispuestos a ayudarte sin pedir nada a cambio”.

En 3 preguntas:

  • ¿Planes a futuro? Montones. Seguir emprendiendo. Seguir generando factores de cambio. Es increíble ver que, si uno quiere, se puede. Y cuando uno entiende esa dinámica, realmente no podés parar. Es mucho lo que se puede hacer. El cambio es posible y solo depende de uno.
  • Si volvieras para atrás, ¿harías algo diferente? La gobernanza de la empresa fue algo que dejé para cuando la empresa estaba en marcha. Debería haber planificado e implementado esta política desde el primer día. También cometí muchos errores en los temas referidos a capital.
  • ¿El mayor desafío que enfrentaste en tu camino emprendedor? Hay desafíos de todos los colores y todos los días. No hubo un solo día que no me haya enfrentado a desafíos. Y de cada uno he aprendido. El desafío inicial es demostrarse a uno mismo que la idea es viable, escalable y sustentable en el tiempo. También está el desafío de llegar al punto de equilibrio y saber que cada peso que se gasta y cada peso que entra, cuentan. Además es un gran desafío contagiar entusiasmo a todos los empleados, socios e inversores e ir armando equipos de trabajo. Todos fueron desafíos enormes pero que deben ser atacados en su debido momento, con la fuerza adecuada y sin sacarle nunca el foco.

¿Te resultó útil?

máximo 800 caracteres